jueves, 25 de junio de 2009

LA MALDICIÓN DEL MAGO DE OZ

Algunos dicen que es una leyenda urbana, otros aseguran que es un hecho real. En la película de El Mago de Oz (1939), se dice que un miembro del equipo de rodaje se suicidó en pleno rodaje, nadie se percató del hecho hasta después, pero no quitaron la escena porque en ese entonces salia muy cara repetir la escena, así que la dejaron así esperando que nadie la note.

Es la escena en la que los personajes principales se dirigen a ver al Mago de Oz, se puede apreciar al fondo y en el centro, a uno de los actores enanitos (munchkins en la película) que se cuelga de uno de los árboles y se suicida. Al fondo se ve un pequeño bulto que parece que se balancea después de caer del árbol. Mirad el vídeo y decidid...




La verdad es que el rumor se vino abajo rápidamente. Lo que realmente se ve es una de las aves exóticas que mueve su cuello y cabeza, dando la impresión que algo cuelga al fondo. Además, mientras cae el supuesto enano que se suicida colgándose, se nota que simplemente se balancea de izquierda a derecha, como si desde antes de caer ya estuviera muerto, pero lo que delata que no es un cuerpo, es la ligereza y velocidad con que se mueve de lado a lado. Comprobadlo en este zoom del clip anterior.



Sin embargo, alrededor de la película hubo muchos acontecimientos que hicieron calificarla como película maldita. Os cuento alguno de ellos.

Buddy Ebsen iba a interpretar el papel del Hombre de Hojalata, pero cuando empezó la filmación se descubrió que el polvo de aluminio del maquillaje era tóxico. Ebsen experimentó una reacción alérgica al mismo y abandonó el proyecto, aunque su voz puede escucharse todavía en la canción titulada “Vamos a ver al mago”.

Jack Haley tomó el relevo de Ebsen como Hombre de Hojalata, al tiempo que el maquillaje se cambió a una pasta con el fin de que no tuviera que inhalar demasiado aluminio. Haley estaba convencido de que Ebsen había sido despedido y nadie se ocupó de informarle sobre la verdad hasta mucho más tarde.

No obstante, el disfraz siguió provocando disturbios en el rodaje, ya que el vapor que salía del mismo asustaba al perro encargado de interpretar a Totó, que en realidad respondía al nombre de Terry y cada vez que veía al Hombre de Hojalata echando humo salía disparado del plató. Dicho sea de paso, uno de los extras reclutados para ejercer como guardia de la bruja, pisó al chucho y le mandó a sufrir convalecencia durante dos semanas, siendo sustituido por otro par de canes que se le parecían. Por cierto, Terry no murió del pisotón del guardia, sino mucho más tarde, en 1945. Sus restos reposan en el jardín de su adiestrador.

El maquillaje de Hojalata no fue el único que provocó inconvenientes. El actor Bert Lahr, que interpretaba el papel del León Cobarde, tuvo que luchar contra el hambre y la sed durante unas cuantas jornadas antes de pedir que le cambiaran el maquillaje facial, en el que se incluía una bolsa de papel marrón que le impedía ingerir otra cosa que no fueran batidos y sopa.

Los caballos del Palacio de la Ciudad de Esmeralda contaban también con su propio maquillaje, coloreado con cristales de gelatina. Las escenas más relevantes de su contribución a la película hubieron de rodarse a toda velocidad, ya que los equinos tenían una especial habilidad en lamer lo que sin duda consideraban como un delicioso maquillaje.

Otra damnificada durante el rodaje fue Margaret Hamilton, que interpretaba a la bruja del Oeste. Recibió graves quemaduras en la escena en la que su personaje abandona la tierra de los Muchkin. Al parecer, el aparato encargado de crear el humo tuvo una avería y estuvo a punto de quemarla viva. Lo alarmante del asunto es que la actriz encargada de sustituirla durante el mes que Margaret permaneció convaleciente también resultó herida por una explosión defectuosa… del palo brujeril escoba que portaba. Para redondear el laberinto de inconvenientes que acompañaron el rodaje de la película, el director de la misma, Victor Fleming, hubo de ausentarse del plató para hacerse cargo de “Gone with the Wind” (Lo que el viento se llevó), de manera que sólo pudo completar la parte en color de la fábula, dejando el rodaje de las secuencias en blanco y negro a su compañero, King Vidor. Por cierto, dichas escenas no se proyectaban inicialmente en blanco y negro, sino en tono sepia.

En cuanto al color, también planteo problemas en un elemento tan característico como es el Camino de Baldosas Amarillas que sigue la protagonista para encontrar al mago de Oz. El problmea es que las primeras copias de la película las baldosas no eran amarillas, eran verdes. Tal percance obligó a para el rodaje y repetir la filmación, repintando el camino para que apareciera como amarillo en la reproducción en Technicolor. Se utilizó pintura industrial normal y corriente adquirida en una ferretería cercana al estudio.

Por cierto, lo zapatos -o chapines- de Dorothy eran al principio plateados, tal y como se indica en la historia original, hasta que el productor, Louis B. Mayer, decidió que también podían beneficiarse del color y pasaron a ser rojos. En total la producción contó con 7 pares de zapatos, cada uno de los cuales se valora actualmente en los círculos de coleccionistas de recuerdos en 1,5 millones de dolares. De hecho, sólo se conoce el paradero de cinco de ello y los aficionados a coleccionar chismes utilizados en las películas les han adjudicado el calificativo de “Santo Grial”. Otra curiosidad sobre el vestuario de la película, en clave de leyenda, afirma que el abrigo que viste el Profesor Marvel, adquirido en una tienda de ropa de segunda mano, era en realidad del autor del relato original en que se basa la película, L. Frank Baum. El abrigo tenía el nombre del autor en uno de los bolsillos. Cuando concluyó el rodaje se lo llevaron a su viuda, quien confirmó que la prenda había pertenecido a su marido.


5 Comentarios:

Anónimo dijo...

que raro porque tengo esa pelicula en vhs y vi otra cosa...parece escena reeditada..mira esta escena el que la subio..debe tener la misma version que tengo yo...http://www.youtube.com/watch?v=P8YVeMwhDNI&feature=related..aqui si se ve lo que parece alguien ahorcado...

Anónimo dijo...

Véanlo en blu-ray, se ve claro el maldito pájaro xD

juh dijo...

Ah, ¿que esverdad que aparece un ahorcado en la version vhs? yo la tengo pero hay un problema, mi abuela la tenia guardada en un cajon muy viejo y la peli se estropeo un poco, y se estropeo en esa escena, vamos que esa escena no se ve nada, se ve negro y despues cuando termina la escena ya empieza a verse, que pena ¿no?

Anónimo dijo...

EN REALIDAD YO VI LA PELÍCULA X EL RUMOR....EL PUNTO ES Q HAY DOS ENANOS EN EL SET UNO DEL LADO DERECHO Y OTRO DEL IZQUIERDO....EL AHORCADO APARECE DEL LADO IZQUIERDO CASI A ORILLAS DEL SET.... SE VE AUN COMO AGITA LAS MANOS ESTE NO SE BALNCEA TANTO.......

Anónimo dijo...

También en la película se pueden observar simbolos masonicos